Traffic Roots Conversion Pixel

Cómo Introducir Clones de Forma Segura en tu Jardín

Fácil como 1, 2, 3

1. Encuentra una Fuente Confiable

El paso más importante para encontrar clones limpios es elegir una fuente confiable. Sin embargo, determinar la fuente real de su clon puede ser difícil. Dependiendo de dónde vives, podrás encontrar clones en tu dispensario local o en un vivero. Muchas veces, los clones de estas instalaciones se toman de cultivar internos, pero también habrá casos en que se hayan adquirido esquejes de una fuente de terceros. Cuando compres clones para el jardín de tu hogar, siempre pregunta a tu proveedor de dónde provienen las cepas. Si no puede obtener una respuesta legítima, intenta encontrar otra fuente.

Es importante saber el origen de tus clones porque aquí será donde se originan tus problemas, si hay. Enfermedades, plagas, genes incorrectamente etiquetados y residuos de pesticidas sistémicos desconocidos se encuentran entre los pocos problemas que puede tener un clon misterioso. Conocer a proveedores acreditados es la forma más fácil de ayudar a evitar que uno de estos problemas llegue a tu crecimiento. Nunca dudes en investigar los dispensarios y las instalaciones de cultivo de las que planeas adquirir genética, y siempre pregunta acerca de los clones cuando compres.

featured

2. Inspecciona tus clones

No todas las enfermedades, plagas, residuos de plaguicidas ni marcadores genéticos serán fáciles de detectar a simple vista, pero darles un buen vistazo a tus clones antes de introducirlos en tu jardín puede ayudar a identificar muchos problemas de antemano si sabes que buscar. Aquí hay algunos identificadores para hacer referencia al inspeccionar tus nuevos clones potenciales:

Anchura del vástago - Mirar el ancho del vástago es una excelente manera de identificar la salud general y el vigor del corte tal como se tomó. Los tallos delgados y estrechos pueden ser un indicador de que tu corte puede haber sido tomado de una rama más débil o menos viable. Estos esquejes pueden ser más propensos a las enfermedades o la muerte y tu sistema de raíces puede tardar más en desarrollarse.

Plagas - Asegúrese de inspeccionar todas las áreas de su clon para detectar la presencia de plagas. Las plagas más grandes, como los mosquitos de los hongos e incluso los ácaros, en algunos casos, se pueden detectar con relativa facilidad. Revisa debajo de cada hoja, y no tengas miedo de revisar el medio del suelo, así como signos de plagas. Ciertas plagas también pueden dejar marcadores, como los ácaros que pueden dejar una red u otros insectos que pueden dejar marcas de picaduras.

Disease - Muchas enfermedades pueden ser difíciles de detectar en los recortes. Sin embargo, hay algunas señales visuales tempranas para tener en cuenta. La falta de vigor es una señal importante que puede ser fácil de detectar. Comprueba si hay hojas cojeando, crecimiento irregular o mutado, o incluso decoloración. Aparte de un poco de color amarillento menor que es un indicador de que tu planta puede estar desarrollando raíces, se deben inspeccionar cuidadosamente otros colores. El mildiú polvoriento (PM) es una enfermedad muy común que se encuentra en los clones. Aunque no son sistémicas, las esporas de moho pueden transferirse a la superficie de un corte. Esté atento a los polvos blancos en la parte superior de las hojas del tallo.

Pesticidas - Es casi imposible detectar si tu corte ha estado expuesto a pesticidas o fungicidas potencialmente dañinos. A menudo, estas aplicaciones dejan cero residuos y, debido a su naturaleza sistémica, los pesticidas pueden vivir dentro de tu planta por el resto de su ciclo de vida. Si ves algún residuo en sus clones que pueda ser sospechoso, pregúntele a tu representante de ventas acerca de su manejo integrado de plagas (MIP) interno, y siempre comete errores antes de comprar.

featured

3. Siempre Limpio y en Cuarentena

Si los clones se ven bien en la tienda y tú decides llevarlos a tu casa, asegúrate de tomar estos últimos pasos de precaución antes de presentarlos a el resto de tu jardín. Primero, trasplante tu nuevo clon en un recipiente / medio más permanente. A menudo, el medio de cultivo utilizado para almacenar esquejes frescos en la tienda será diferente de lo que tu pretendes utilizar. Además, las plagas pueden estar presentes en el medio actual, y podría ayudar a trasplantar tu clon a un espacio potencialmente más limpio para mitigar el daño potencial de la raíz.

Tómate este tiempo para limpiar adecuadamente tu clon con cualquier solución de IPM que consideras adecuada. Un método popular para limpiar nuevos clones consiste en "sumergirlos" en una solución liviana de cualquier pesticida seguro y aprobado que tu elijas.

Después de que tus clones se hayan limpiado y trasplantado correctamente en tu nuevo medio, asegúrate de mantenerlos en cuarentena durante unos días (hasta una semana). Al hacer esto, te asegurarás de que si tus clones se vuelven sintomáticos, puede eliminarlos sin comprometer la integridad de todo tu espacio de crecimiento. Si después del tiempo asignado tus clones parecen seguros para transferirse, adelante, preséntelos al resto de tu jardín.

Tenga en cuenta estos tres consejos la próxima vez que te encuentres en el mercado para comprar un clon para tu jardín. Ser pro-activo en lo que respecta a la adquisición de clones no sólo le ahorrará potencialmente un gran dolor de cabeza al final del día, sino que también te dará la seguridad de que tu cultivo estará a salvo de los peligros desconocidos que pueden aparecer en un corte maligno.

Presentado por Leafly, un compañero preferido